Inclusión financiera con micropagos y comercio móvil

04.03.2021

Hoy en día el término microfinanzas todavía es utilizado como sinónimo de microcrédito. Sin embargo, el crédito es sólo una forma de financiación. En los últimos años los microahorros y microseguros han crecido en el mercado. ¿Pero qué pasa con los micropagos? En este blog discutiremos el potencial y la importancia de micropagos digitales y comercio móvil para las instituciones de microfinanzas.

Servicios de micropagos y comercio móvil para microfinanzas
Servicios de micropagos y comercio móvil para microfinanzas

Las microfinanzas tradicionales

Las instituciones de microfinanzas (IMFs) se han concentrado tradicionalmente (y con éxito) en dar pequeños préstamos a la base de la pirámide. Estos préstamos son entregados en efectivo o a través de cheques para luego ser cambiados en bancos comerciales.

Aunque en la mayoría de los países en desarrollo todavía existen prácticas de trueque (particularmente en las zonas rurales), la población pobre organiza su actividad económica principalmente con efectivo.

Al final, los prestatarios tienen que ganarse el efectivo para poder pagar periódicamente las cuotas del préstamo en la microfinanciera o en agencias de la banca comercial. Es así que los préstamos crean una demanda y una feroz competencia por efectivo en la economía local.

¡El problema del efectivo!

Es cuestionable que el efectivo sea el mejor medio para entregar préstamos, para la economía local o hasta para fomentar una cultura de ahorro. Algunas deficiencias importantes del efectivo son:

El efectivo no es una mercancía de las instituciones de microfinanzas, sino de los bancos comerciales. 

El potencial para micropagos digitales

Micropagos es la práctica de comprar y pagar en cantidades o valores muy pequeños. Este fenómeno es muy común en la mayoría de los mercados en desarrollo, donde la población depende mucho del efectivo para pagar y sólo puede permitirse comprar provisiones por sólo unos pocos días de consumo.

En realidad la gente pobre realiza más transacciones que tú y yo, ya que recibe dinero en dosis diarias o semanales en lugar de cantidades mensuales, se dedica a actividades de microemprendimientos, y tiene una red social más amplia a través de la cual fluye dinero.

Por eso, las personas pobres, microempresarios entre ellos, necesitan opciones de pago más seguras y baratas que el efectivo, y que además consumen menos tiempo. También ya hay una amplia evidencia de que las personas pobres están dispuestas a pagar por servicios de pago digitales.

El Comercio Móvil (m-Comercio) es el uso de dispositivos portátiles inalámbricos como teléfonos celulares para comprar y realizar pagos. 

¿Qué se ha logrado hasta hoy?

La proliferación de servicios móviles en los países en desarrollo ha creado una oportunidad única para proporcionar a la base de la pirámide servicios financieros a través de la red móvil, como los micropagos y m-Comercio.

Hasta ahora, sobretodo los operadores de telecomunicaciones móviles han conseguido que estos servicios sean cada vez más relevantes para los más pobres. Una aplicación innovadora es la transferencia a terceros de tiempo de aire prepago con la opción de convertirlo nuevamente en efectivo.

Como grandes corporaciones de telecomunicaciones, sus ventajas comparativas en el mercado son enormes: respaldo por un producto de alta demanda (tiempo de aire), amplia base de clientes, tecnología fácil de usar, amplia red de puntos de venta, imagen corporativa fuerte (confianza) y una capacidad institucional para atender presiones regulatorias.

¡Hoy ya hay servicios de pagos móviles y m-Comercio para los pobres en América Latina, Asia y África!

Pagos móviles para las microfinanzas

Las instituciones de microfinanzas pueden ofrecer los servicios de pagos móviles y m-Comercio de forma rentable, creando más valor para sus clientes, e integrarlos con ahorros, remesas y préstamos.

Administración de ahorros y remesas

La capacidad de recibir y enviar dinero electrónicamente agrega mucho valor a una cuenta de ahorros. Facilita a las personas que reciben regularmente fondos (de empleadores, familiares o del gobierno) crear una cultura y práctica de ahorro, al mismo tiempo que conserve la liquidez instantánea para pagos e imprevistos.

Préstamos en unidades electrónicas

Los microcréditos son entregados más rápidos en unidades electrónicas para luego usarlos en una red de comercios afiliados, pagar a empleados o proveedores, o convertirlos en efectivo a través del sistema bancario. Los préstamos digitales también se pueden dirigir y limitar a propósitos especiales (negocios, vivienda, familia, etc.).

El uso masivo de dinero digital por la microfinanciera a través de su propia red de pagos móviles le deja un capital de crédito extra disponible, sin costo financiero.

La información de las transacciones digitales también ofrece a las instituciones de microfinanzas una oportunidad para construir historiales o récords financieros más completos sobre sus clientes, y mejorar sus evaluaciones de crédito o ampliar su oferta de servicios.

Hacer que los pagos electrónicos sean fáciles para las personas no es sólo una cuestión de conveniencia, sino fundamentalmente de ayuda para hacer un uso más productivo de su tiempo (y no tener que viajar distancias para recibir, cobrar o pagar dinero en efectivo, etc.).

"Las instituciones financieras que se dirigen a la base de la pirámide necesitan poner los pagos digitales en el centro de su propuesta de valor". Banco Mundial

Recursos para crear redes de pagos móviles

Los pagos móviles y el comercio móvil (m-Comercio) son una oportunidad única para crear más valor, en particular para las instituciones de microfinanzas con una base razonable de clientes. Sin embargo, hay que tener en cuenta algunas cuestiones estratégicas como los marcos regulatorios, la tecnología y la gestión de alianzas.

Marcos regulatorios

El acceso a los sistemas nacionales de pagos digitales sofre de algunos obstáculos regulatorios para las IMFs. Como resultado, las IMFs se ven obligadas a hacer alianzas con terceros para tener acceso al sistema nacional de pagos. Nuevas regulaciones estarán ciertamente más en línea con las buenas prácticas de las IMFs visionarias y pioneras que crean su propia red de micropagos.

Construcción de redes y alianzas

La utilidad y los beneficios para los usuarios de un servicio de pagos digitales dependen en gran medida del número de empresas y personas que lo aceptan. La convertibilidad al efectivo debe ser una opción en algún momento de la cadena de pago y es crucial para que las personas acepten la red de pagos digitales con menos resistencia. Otras estrategias de crecimiento incluyen:

Tecnología

La gran proliferación de servicios móviles en los países en desarrollo ha eliminado la principal barrera para entregar servicios financieros digitales a muy bajo costo a la base de la pirámide. Además de los aplicativos, las tecnologías de comunicación móvil de gama baja, como SMS o USSD, integradas a un software de pago moderno, funcionan de forma eficiente, segura y escalable para pagos digitales.

Cyclos es un software galardonado y asequible para prestar servicios de pagos móviles y de comercio móvil a la base de la pirámide.

¡Hora de actuar!

Hoy en día, no sólo es técnicamente viable y rentable implementar servicios de micropagos digitales, sino que también hay una demanda significativa y creciente. De hecho, el comercio móvil dirigido a personas de escasos recursos puede resolver una brecha importante y hacer una contribución extraordinaria al desarrollo económico de muchos países.

Para capturar este nuevo mercado, y competir con operadores de telefonía móvil, operadores de tarjetas de crédito y débito, y con bancos comerciales, las IMFs deben ofrecer los pagos móviles agregando más valor a sus servicios financieros, explotar el marco regulatorio y buscar sinergias con otras organizaciones.

Como arquitectos de soluciones de pagos digitales tenemos una amplia experiencia y ayudamos a las instituciones de microfinanzas a construir y crecer redes de pagos móviles de forma segura y asequible.

Aprenda más sobre micropagos digitales y comercio móvil